Te digo que…

26 octubre, 2011


La llegada de la discapacidad para quedarse en mi vida tiene forma de niña, se llama Inés. Es mi hija.

No elegí tener una niña con discapacidad, elegí tener un hijo. Ninguna pareja idealiza el nacimiento de su hijo llegando al mundo con discapacidad.

… y duele, claro que duele en el momento de recibir la noticia.

Por inesperado.

Al igual que es inesperado un accidente, un ataque al corazón, la muerte de un familiar, los problemas económicos, la injusticia… y eso son hechos. Y sí, a veces es para tanto…

La cuestión es tras su llegada. Tu reacción, tu aprendizaje, el buscar el por qué, crear un cómo, en convertirlo en tu motivo de vida. V

Vivo con Inés más las emociones. “Mi chinita” me ha enseñado a apreciar la amistad, el compromiso, a reir con más fuerza y más veces, a llorar hasta vaciarme, a mirar, a enfadarme, a olvidar, a escuchar, a disfrutar… y tengo más energía y no decaigo… sencillamente porque no puedo.

Tienes que saberlo. A tí que tal vez te llegue mañana algo inesperado.

Existe un mundo maravilloso en el otro mundo que nunca hemos imaginado porque cuando toca, toca a otros.

 

Íñigo Alli

5 Responses to “Te digo que…”

  1. isabellpazos Says:

    Este es uno de ésos comentarios que se pasan directamente de corazón a corazón. Y no requieren más comentario.
    GRACIAS Íñigo! Hermoso!!!

  2. Jesús Says:

    Esta es una entrada dedicada a Inés, y a todos los pequeños especiales como ella.

    http://instantesquesecruzaneneltiempo.blogspot.com/2011/10/unicos.html

    Gracias por ser única!!

  3. Ana Says:

    Iñigo, si puedo destacar una cosa entre todas las que han venido detrás de Silvia, es saber qué es importante y que no.

    Ahora mismo, qué es lo importante para mí? el desarrollo de mi hija, ir con ella a atención temprana, acostarme cuando ella lo hace para que me sienta (creo que me arrepentiré cuando la lleve a su propia habitación, pero ya habrá tiempo para eso!), verla sonreír, verla quejarse, escuchar las conferencias que da utilizando los vocablos “gu” y “ango”…

    Creo que no hace falta que te diga más, porque lo has vivido en carne propia.

    Un abrazo!


  4. Hola Íñigo. La verdad es que cuando nos planteamos tener un hijo, siempre pensamos en que será un niño a la carta, y no, es un niño sin más. Nunca contamos con los problemas y particularidades que el peque puede traer consigo y a menudo es un error. Tienes un blog precioso y una bella familia. Seguro que tu niña es la más dulce del mundo. Besos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: