Un lunes…

14 septiembre, 2011


Odia los lunes. Odia que “Estudio Estadio” sea tan tarde. Al menos está contenta porque sus dos equipos del alma ganaron sus partidos. Es de Osasuna y merengue como papá. Mientras apaga el despertador suspira para que pase esta semana pronto. Tiene que decidir si irá el domingo al fútbol con su padre para “dejarlo contento” o acudirá con sus amigos. La última vez que fueron en cuadrilla un grupo de críos se rieron de ellos… “subnormal” le llamaron. No será la última vez pero no logra acostumbrarse.

Ha preparado el café. “No lo tomes con cafeína” le dice mamá siempre, pero Pablo “el despistao”, uno de los compañeros de piso, se equivocó al hacer la compra. Pablo cocina y plancha bien pero la semana que le toca hacer la compra… En el fondo los cinco lo pasan muy bien conviviendo: Pablo, Javier, Miren y ella, Inés.  Y la monitora, Edurne. 

Se ducha mientras comienza a oler en el piso al café recién hecho. Todo es milimétrico: el tiempo de la ducha coincide con el de la cafetera y coloca siempre del mismo modo su taza, el azucarero y la jarrita de leche que le regaló Nacho, su hermano.

Tarda en salir del baño porque es muy presumida. Sonríe al espejo y le dice: “Hoy vas a triunfar Inés, eres la mujer con Síndrome de Down más guapa de la Tierra”…

Antes de marcharse a trabajar levanta a sus compañeros de piso. “Arriba holgazanes”. De camino al trabajo en el autobús sueña con la tarde que acuda al cine con Javi… “a ver si se lanza y me pide salir”, se dice.

Mientras se cambia con el uniforme de la recepción del hotel sigue soñando con las vacaciones en la playa hasta que comienza su rutina. Ayer vió en el escaparate un vestido para gustarle a Javi. “Dichoso Javier”! no se lo quita de la cabeza.

Por la tarde de los lunes acude a casa de los papis, le gusta sentir el viento fresco en su cara, imaginar con las miradas que se cruza por la calle, sentir la seguridad del amor que tiene de sus hermanos, de sus padres y de sus amigos.

Porque, al final, ¿qué sería la vida sin eso?

Inés, pronto cumplirá los 23. En febrero. Parece que fue ayer cuando papá comenzó a escribir sobre ella. Al fin y al cabo, sabe que tuvo suerte de tener la familia que tiene. Y que siempre estará ahí.

2 Responses to “Un lunes…”

  1. elhiotroures Says:

    Buenos días: He leído tu artículo y he de decir que me ha agradado. Yo estoy creando un curioso blog, que me encantaría que entrases y me dieses tu válida opinión.

    Si clicas directamente entraras en él:

    http://buscandoenmiinmensidad.wordpress.com/

    Recibe mis felicitaciones y un cordial saludo

    Elhiot Roures


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: