… y un año.

31 julio, 2011

Un año… 

Hace un año decidí escribir este blog. Fué el día que entendí que no debía acercar a Inés a “mi mundo”, sino que ella cree el suyo propio. Y lo voy logrando.

Si acabas de asomarte a esta ventana te ahorro muchas horas de lectura… soy un papá normal, corriente. Que ha vivido un cambio en su vida. Que ha convertido una noticia que nadie espera en un gozo. No soy más feliz que antes, soy más intensamente feliz que antes. 

Alguno de mis amigos, fruto del “secuestro” que al parecer produce mi blog, ha llegado a decirme… “me encantaría tener un hijo con Síndrome de Down”…  pero deseo que tu futuro hijo no lo tenga y que los sueños que vas construyendo mientras preparas su habitación se cumplan….

pero…. si eres de esos padres a los que te han dicho… “tu hijo es especial”… BIENVENIDO.

Apuesto contigo a que dentro de un tiempo [corto por favor!...] estarás riendo. Y que nunca reirás como has reído hasta ahora. Eso lo sabremos tu y yo. Nadie nos lo va a quitar.

Encontrarás muchos comentarios que me “idealizan”…  pero te juro que tengo tantos defectos como para quedarse en la cama ese día sin levantarme… y los sufren mi familia.

Quiero ayudar a otros padres. Quiero gritar a todo el mundo que mi “chinita” es una personita con carácter hoy, mañana y hasta el día que ya no esté aquí… ese día espero no estar presente.

Mi conjura es: vivir cada instante con mis hijos mientras ellos quieran cerca, cuando ellos lo necesiten lejos… pero vivirlos y sentirme el hombre más afortunado de la Tierra.

Estoy orgulloso de un año de #NaSF por el empujón que me dieron, de las redes sociales por la proyección, del equipo del proyecto  #SíndromeUp  porque ya son parte de mí … y de todo lo que queda por hacer…

Ya he vuelto de vacaciones, este año las necesitaba… ;)

 

 

Íñigo Alli

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 35 seguidores