Disfrutando hoy…

23 junio, 2011


Dicen los que saben que el mejor legado que podamos dejar a nuestros hijos con discapacidad es desarrollar su capacidad de comunicación… [siempre y cuando eso sea posible…]

O lo que es lo mismo que Inés sea capaz de comprar el bonobus, pedir en la barra de un bar una coca cola , saber explicar al médico qué dolencia tiene o preguntar a un vecino dónde está tal calle porque se ha perdido y entenderle…

En ello estamos.

Ahora trabajamos con ella en dos cosas:

1. Comenzar a expresar sus deseos con palabras [“pan”, “agua”, “pis”…], a referirse a alguien [“mamá” “papá”, “tata”, “toto” – su hermano, “aboo”- todos los abuelos…], a entender significados [triste, alegre, enfadada, susto, sorpresa…] y a saber relacionar conceptos… [ “ema”… cuando algo que toca esta caliente… después de tener la mano llena de ampollas tras quemarse en una barbacoa con los amigos…]         

2. Entender las órdenes dobles: “Coge el yogur y llévalo a la basura”, “ven a por el juguete y recógelo en su sitio”… y otras utopías…

Pero Inés no es la única que aprende. A nosotros nos enseña con su sonrisa. Su eterna sonrisa.

Sí , ya sé que vivo en el mundo de los años bonitos con mi hija… en el que es el centro de atención de la guarde, del vecindario, de que haga los que haga es un “cielo”… y que vendrá la época, no muy tarde, en que se verá apartada por los jóvenes de su edad por no ser como ellos, a tragar saliva con algún comportamiento externo suyo no-convencional, en su despertar a la sexualidad, en las discusiones para que se esfuerce, en su adolescencia, su prematuro envejecimiento…

Bien! y qué? llegará, sin duda.  Pero HOY nos ayudamos entre todos para prepararnos al futuro.… al igual que con sus hermanos.    

 

Íñigo Alli

One Response to “Disfrutando hoy…”

  1. isabellpazos Says:

    Lo has dicho como todo un experto Íñigo; mejor, no hubiera podido ser descrito.
    Nosotros nos encontramos ahorita, justo en el umbral de ésa etapa de la infancia que tan bien describes; en donde Sara era la princesa de todos los cuentos, la protagonista de todas las historias, el centro de la atención de todos; la graciosa, la cariñosa, la talentosa y a la que todo se le disculpaba y se le aceptaba con una sonrisa batiente. Pero hemos comenzado a ver, como sus compañeras del alma desde que tenía tres años; comienzan a remontar en otros intereses; como sus maestras, que se desvivían en halagos para ella ante cualquier pequeño logro, ahora exigen primero un gran compromiso; como los niños del parque, que anteriormente jugaban y reían indistintamente con ella; ahora primero cuestionan qué edad tiene, en qué grado escolar está, por qué no hace esto o el otro? Y todo, todo sirve; todo la ha ayudado a crecer (queríamos inclusión?).
    Pero vieras Íñigo, que a veces, los papás somos los más preocupados por ello. Porque Sara, sale TAN BIEN librada de tantas situaciones a las que antes no estábamos acostumbrados; que cuando ya se nos estaba haciendo un nudo en la garganta, nos brota una ENORME sonrisa de verdadera satisfacción; al verla salir del paso tan segura, tan desinhibida, tan clara de lo que quiere, de lo que le gusta y no, y sobre todo, tan FELIZ. Que estamos aprendiendo a disfrutar también, esta etapa; sus respuestas más maduras, más ocurrentes; su fantástica lógica; su enorme gracia para transformar un regaño o un mal rato en un momento de gozo; en fin. Es otra etapa, pero no menos maravillosa. Estoy segura que lo van a comprobar a su debido tiempo, con Inés.
    Y cada etapa, seguirá siendo la etapa de los años bonitos. Ya verás!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: