Cuando te dan esa noticia…

23 mayo, 2011


Nadie lo espera. Nadie la quiere. 

Nadie está preparado para escuchar algunas cosas: el fallecimiento de un amigo, el cáncer de un familiar, la llegada de un hijo con discapacidad…

Maldita broma de la vida…”la vida es dura”… “esto nos curte”… “el tiempo lo cura todo….”

¡Mierda!. Pero es así.

Cuando mi amigo Richard murió en un accidente de tráfico, no entendí nada. Con el paso del tiempo reconozco que en los momentos más duros de mi vida siempre he “hablado” con él. Allí donde se encuentre me ayuda. Conviví con un ángel y me dí cuenta tarde.

Por eso no volvió a sucederme.  

Cuando aquella tarde el médico vino con cara preocupada y me soltó que Inés tenía síndrome de Down… el duelo duró desde la sala de espera hasta la sala del postoperatorio.

Si vino es por algo, algo “me faltaba”. Y sí. Tengo suerte de tener a Inés conmigo. Y ella es afortunada porque se encontró un hogar fuerte, con coraje, con dulzura alrededor de ella…. y tremendamente positivo.

Después vinieron los aprendizajes, el camino pausado, los descubrimientos…

Vicente del Bosque en una entrevista en El País cuando le confirmaron que Alvarito, su hijo, había nacido con un síndrome de Down dijo: “Al principio lloramos mucho”. “Ahora cuando miro atrás pienso: ‘que gilipollas fuimos”.     

Si eres un padre al que acaban de “romperle los esquemas” con un hijo del que esperabas todo… sigue pensando lo mismo. Logrará otras cosas… pero serán seguramente más intensas. Más felices.

Si es verdad que la mayor libertad que tiene una persona es optar por la actitud con la que  afronta los problemas, entonces elige la que intuyas que es la mejor para tu hijo.

… y si al final no es tan importante los nombres ni las etiquetas… yo elijo decir que mi hija sí tiene síndrome de Down pero que lo hemos convertido en Síndrome Up.

Muchas gracias por estar tan cerca.

Íñigo Alli

14 Responses to “Cuando te dan esa noticia…”

  1. Beatriz Says:

    Seamos realistas:nadie quiere un hijo con Sindrome de Down. Y claro que se llora y se pregunta uno constantemente:”Porque?”….
    Pero tambien es cierto que con el tiempo se aprende a vivir con ese Sindrome y los problemas que conlleva.
    Lo formidable de tu blog, Iñigo es que nos muestras como es ese dia a dia, como es ese cambio de actitud frente al Sindrome, y que es un cambio real.
    Convertirlo en Sindrome Up ha sido algo maravilloso, algo que sólo tu tesoro ha conseguido….y mirala, ese tesoro tiene Sindrome de down y con sus “limitaciones” y tu optimismo ha logrado que muchos sigamos SIndrome Up y su forma de afrontar la vida.
    Es humano reaccionar asi al principio….pero mas humano es afrontarlo, ver que siguen siendo nuestros angeles (sean como sean) y extraordinario es hacer lo que consigue tu blog: Inyectarnos esa dosis UP!!!

    • inigoalli Says:

      Seamos realistas… eres una mujer extraordinaria.

      Y nunca serás conmigo objetiva porque nuestra amistad viene desde hace ya muchos años.

      Gracias Bea.

  2. isabellpazos Says:

    Querido Íñigo:
    Tal y como lo dices, ¡Nadie estamos preparados para ésto! Pero la Vida, la familia, los amigos, las personas maravillosas (como Tú) que encontramos de vez en cuando en el camino, y nuestros propios hijos, nos van preparando.
    Y curiosamente, yo he pasado por todo lo que mencionaste: el cánser de mi Padre, el fallecimiento de mi cuñado a una edad muy joven y el nacimiento de Sara con SD, y nunca acabas de aprender; pero vas tomando una fortaleza y una visión de la vida tan profunda, que te dan la oportunidad de VER tantas y tantas cosas que también tienes para agradecer.
    Gracias Íñigo, por compartirnos esa sabiduría que has adquirido y ese positivísmo y amor tan grande a la vida.
    Un abrazo!

    • inigoalli Says:

      Isbell,

      Tus palabras me enorgullecen porque tu blog es un ejmeplo para mí… además tu hablas desde el conocimeinto [tu preparación] yo lo hago desde la intuición.

      Muchas garcias,

  3. Ana Regla Says:

    Lloré 4 días sin parar, y luego pensé igual que Del Bosque, (no digo que fueron lágrimas mal empleadas pues me sirvieron para sacar toda aquella incomprensión, dudas y temores que tuve), pero ahora firmo si me dicen que tengo otro Up igual que Mario. Ahora mismo¡.
    Por cierto, porque sólo tiene 3 años, sino lo traigo a la gala este viernes.
    Un saludo

  4. Javier Says:

    Este blog está haciendo mucho más bien de lo que parece. A mí por lo menos.

    • inigoalli Says:

      Hombre Javier…!!! y viniendo de un experto como tú en redes sociales… qué puedo decir!

      Muchas gracias por el apoyo que he sentido desde el principio contigo.

  5. Mariano Oto Says:

    Grande.

  6. Alma Says:

    Hola Iñigo, es la primera vez que escribo pero comparto cada palabra que dices. Yo también lloré mucho cuando nació Mario (5 años)y después de pasado todo este tiempo es por lo único que siento pesar porque mi pequeño no se merecía tantas lágrimas pero ya no hay vuelta de hoja. Será por eso que ahora hay tantas risas en mi casa, él lo llena todo, tiene esa maravillosa capacidad para hacerte sonreir y hacer de las cosas más triviales lo más estupendo de la vida. Porque mi niño también tiene Síndrome Up!
    Muchas gracias por estar ahí.
    Un abrazo.

  7. María Says:

    El instante en el que se recibe la noticia, es sólo un instante en toda una vida. Duro, difícil, desconcertante… pero antes o después, el día a día va poniendo las cosas en su sitio. Sin darte cuenta, y sin que pueda evitarse, la vida continúa, y somos nosotros mismos los que decidimos como queremos que siga. Hay que saber elegir la mejor actitud.
    Este blog nos ayuda a muchos padres a reafirmarnos en nuestra elección de disfrutar al máximo de nuestros maravillosos hijos.
    Un beso.

  8. Jose Carnero Says:

    Cuanto comprendo tus palabras y cuanto de identificado me siento!!!
    Me das fuerza y me haces regalarla con tus palabras.
    Gracias.

  9. Claudia Says:

    Claro que lloramos cuando recibimos la noticia. Nadie puede decir que se alegró al enterarse. También es cierto que a veces seguimos llorando porque sabemos que la tendrán más difícil, y creo que ningún padre quiere eso para un hijo. Pero también es muy cierto que cada uno elige cómo seguir adelante, y de esa elección depende el futuro de nuestros hijos. Mi familia decidió, hace ya cinco años, que nuestra Melina tendría Síndrome UP. Y en esa estamos, disfrutando de cada logro, de cada avance, de cada momento compartido. Y somos FELICES!!!
    Me alegra leer, en cada post, que la familia de Inés también es FELIZ.
    Gracias por cada una de tus palabras.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: