“Qué suerte tienes Inés..” [II]

14 octubre, 2010


“El hombre a quien el dolor no hizo adulto, seguirá siempre siendo un niño” [Tommaseo] *

Isabel tuvo que quedarse en el postoperatorio para recuperarse de la cesárea.

Inés y yo nos quedamos solos en la habitación del hospital. Allí estaba contándole cómo era su mamá, sus hermanos, cómo era yo… hasta que me dí cuenta que tras media hora de “charla” no había avisado a mis padres, a la familia….[familia… qué palabra más bonita…] 

Pese a que me puse en pié, visualicé la llamada y sonreí mientras hacia las llamadas fue realmente duro dar una noticia como aquélla.  El teléfono no transmite más allá de los mensajes…  

Estoy seguro de las “lágrimas ocultas” que provocó la llegada de Inés para mis padres, los padres de Isabel…. pero sólo puedo deciros que han estado allí con nosotros desde la primera visita, con ganas de aprender a convivir con nuestra niña, de aprender a educarla…

En ese momento entendí el significado de familia, de apoyo, de unión.

Recuerdo con cariño cuando llegó mi hermano tranquilo, sereno. Me llevó a tomar algo. Se derrumbó, me abrazó… tuve que consolarle!. Eso me unió más a mi hermano. Muchas gracias Rafa.

Mi reflexión es que hoy sé que tengo un gran porqué más que me hace levantarme todas las mañanas con fuerza, un porqué que convierto en cómo para trabajar, divertirme y esforzarme con pasión. Así concibo mi vida. Dirigida por mi cerebro derecho, por mi cerebro límbico, el de las emociones.

Es mi manera de vivir.

* Siento contradecir a Tommaseo: aspiro a ser niño hoy, a no perder la curiosidad.. aplicando el sentido común que dan los años.         

Íñigo Alli

11 Responses to ““Qué suerte tienes Inés..” [II]”

  1. BERTA Says:

    Soy incapaz de explicarte todo lo que me haces sentir cuando leo todo lo que llevas dentro. Cuánto me estas enseñando….y cuánto te lo agradezco. Lo malo es que ya he vuelto a llenar todos los papeles que tenia delante de lagrimillas… a ver como explico yo esto a quien se los tengo que entregar…serás guindilla…je,je. Gracias Iñigo. Bsos

  2. Carolina Says:

    Tu amiga Berta no es la única q moja papeles,pañuelos y todo lo q se le ponga delante.Aunq hace tiempo q no nos vemos te mando un besazo y un fuerte abrazo

    • inigoalli Says:

      Muchísimas gracias… oye! que al final me voy a preocupar con lo de las lágrimas…😉

      El blog es mi manera de ver el lado bueno de la vida… que lo tiene, claro que lo tiene!

      Un abrazo y gracias de nuevo.

  3. @peb770 Says:

    Un adulto siempre es un niño y lo único que cambia es el precio y tamaño de sus juguetes.
    Yo también quiero seguir siendo un niño que tenga a quien querer y que me quieran, eso es la familia y los buenos y verdareros amigos, eso es parte de la felicidad.
    Y tú Iñigo y tú Isabel, y cómo no tú Inés lo tenéis, y toda vuestra familia y por ello debéis estar y sentiros felices, el resto es parte de la vida, pequeñas cruces, que a veces parecen gigantes como los que veía Don Quijote, pero que nos forman y nos unen.
    Felicidades por tener tan cerca de vosotros buena parte de la felicidad y que le podéis llamar por su nombre, Inés.
    Felicidades a cuantos decidieron compartir su vida con personas como Inés, Ludwig, como tú y como yo.

  4. Sonia Says:

    El dia que fui a conocer a Ines al hospital,tenia mariposas en el estomago.
    No sabia como me iba a encontrar a Isabel,si estaria triste,si se echaria a llorar cuando me viese,si se lamentaria por su suerte, no habia hablado todavia con vosotros y no sabia como estabais emocionalmente.
    Lo que me encontre fue una mama fuerte y sonriente,encantada de mostrarme a su niña “especial”,haciendo muchisimos planes, y deseando salir para enseñarles a Cristina y a Nachete a su nueva hermanita.
    Cuando sali de aquella habitacion,pense :
    “Que suerte ha tenido Ines,su futuro empieza hoy”
    Sois unos padres estupendos…. MUCHOS BESOS..

  5. Dani Says:

    Ojalá pudiéramos seguir siendo niños. Yo lo intento cada día, con mis hijos y es la mejor terapia contra el mundo.
    Me gustan tus post, Iñigo. Gracias.

  6. maf Says:

    Dios mío, qué llorera me he pegado recordando la llegada de nuestro hijo. Recuerdo los momentos agridulces de su llegada compartiéndola con toda la familia. También he recordado el tener que animar a amigos tras darles el “notición”…
    Gracias Iñigo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: