… ¿En qué momento de nuestra vida decidimos dejar la ilusión aparcada?… ¿se puede volver a recuperar? … ¿Cómo hacer que los profesionales de una organización, los padres de una APYMA, las familias, los políticos, todos… vuelvan a apasionarse por lo que hacen?…

No tiene nada que ver con la crisis… se trata de nuestra actitud ante la vida.         

Síndrome UP! es un espíritu y se convierte en un proyecto social porque los beneficios que genere irán al proyecto social que tú quieras.

En Febrero lo lanzo… merece la pena intentarlo!     

Sígueme! ;)

Íñigo Alli

… puedo!

23 enero, 2011

“No puedo evitarlo… pensar que voy a ver la cara de mis hermanos, oir a mi papi decirme buenos días princesa! y el abrazo de mi mamá… me hace levantarme muy pronto de la cuna sonriendo…

Solo sé pronunciar una palabra “hola!” y hago unos gritos con los que mis padres se ríen mucho salvo cuando los emito mientras están dormidos…

Me llamo Inés… y soy feliz… y al parecer produzco la misma sensación a quién me rodea. Sé que les hago felices porque lo siento en sus caras.

En el cole me lo paso cañón. Suelo llorar cuando me deja mi padre… es más blando que mamá… pero en cuanto se van disfruto con el resto de la clase.

Ahí va una confesión… empecé a andar porque ví que todos mis compañeros ya lo hacían… y sabes? yo no soy menos que nadie.

Mis padres ya saben que me cuesta hacer muchas cosas, que no entiendo otras que me explican pero no me importa… si algo me están dando mis papis es seguridad. Antes o después lo haré.

Me gusta mi familia porque esperan a que entienda lo que me dicen y a que les conteste con una sonrisa, me gusta mi familia porque no hacen nada para que me sienta la rara de la casa, me gusta porque les gusta mis rasgos achinados  [mi papá es un pesado y siempre me dice “chinita”.. lo que ya no sé es porque me mira y me dice “bichito”…]

.. me gusta mi familia porque su máxima es “vive el presente”, me gusta mi familia porque me respetan, me aman, me dan caricias, besos… porque desde el momento que nací de mi mamá me llevaron en volandas…

… me siento orgullosa porque pese a la guerra que dan mis hermanos y a los problemas que debe haber “ahí fuera” mi papá siempre me sonríe y dice algo que no entiendo.. dice Síndrome UP.

Gracias papás.

 

Íñigo Alli [gracias por tu idea Javier Marrodán]

Es el año de mi apertura, de quitarme viejos miedos, de abrir mi mente y mi corazón… Gracias a vosotros he descubierto que sí.. que lo esencial, lo trascendental es vivir intensamente, ver crecer a nuestros hijos, disfrutar de una fabulosa charla con alguien,   reencontrarse con una vieja amiga, sentir la respiración mientras paseo ….

Si me preguntaran qué harías si supieras exactamente la fecha en la que “desapareciera” … tras meditarlo profundamente os diría:

1.  Decir a mi mujer y a mis hijos cuánto les quiero, lo orgulloso que me siento de ellos, augurarles un futuro prometedor porque el mimbre lo tienen.. . viviría cada segundo con la serenidad de sentirme querido.

2. Hablar con mis amigos, celebrar una cena, ir a un concierto, saltar, bailar, reir… y despedirme “hasta mañana”.

3. Dar las gracias a mis padres.

4.   Llamaría a aquellos a los que les fallé, a los que dejé de hablarme… para decirles simplemente “ya no me acuerdo porqué dejamos de hablarnos pero…perdóname si te ofendí”.

5. Trabajaría al máximo, intentaría dejar todo perfectamente cerrado para el que viniera después…

6. Tomaría mi tiempo para escribir un libro… por mis hijos, para que cuando fueran mayores me conocieran mejor

Así me “iría” feliz, pleno… ¿y por qué no lo hago? .. hace falta esperar a esta situación extrema?…  

Emprendo esta aventura, escribo ese libro … y os pido vuestra ayuda… [perdonadme el abuso!]

Se titula el Síndrome UP.

Tiene tres partes:

1. Mi humilde y personal visión de desaprender…

2. Reflexiones de mi blog…

3. Un espacio abierto a que tú expreses qué es para tí la actitud Síndrome UP… Mándame, si quieres, un texto libre, abierto y dime si no te importa que ponga tu nombre… a inigoalli@gmail.com

¿Me ayudas?… por favor…             

Mil gracias…

Íñigo Alli

Manifiesto Síndrome Up

18 enero, 2011

El mejor legado que puedo dejar a mis hijos es:

1. La última decisión déjala tomarla a tu corazón.

2. Sé honesto, sé realista, “vuela con las águilas… llegarás lejos”.

3. Si te equivocaste… sé responsable, pide perdón y pregunta cómo puedes arreglarlo.

4. Esfuérzate como si cada día fuese el último de tu vida. Trata a las personas como si sólo tu supieras que es el último de su vida.

5. Cómo te gustaría que te recordaran tu pareja, tu mejor amigo, tus hijos… el día de tu funeral?  no esperes a ese momento, labra cada día ese recuerdo.

6. Trabaja duro, diviértete como el que más, enamórate, sigue a tu corazón, vuélvete loco…

7. Ayuda a quien lo necesite, será tu mejor antidepresivo.

8. No te preguntes por qué hacerlo… la verdadera cuestión es ¿por qué no hacerlo?

9. Mírate al espejo cada mañana, sonríe y repite: voy a lograrlo, estoy como nunca …

10. Una verdad inmutable: vas a fallecer… elige cómo quieres vivir el resto de tu vida. Es el mejor modo de quitar tus miedos.

11. Huye de los cenizos…. te restan energía. Y si es tu jefe cambia inmediatamente de área, de empresa…

12. Ten un proyecto, crea algo, obtén un porqué en tu vida.

13. Cuídate, mantente en forma, prémiate…

14. Sé libre.

15. No busques la gran felicidad… está dentro de tí, depende de tí.

16. Ama intensamente… y demuéstralo cada día…

… sólo así podrás decir que llevaste un vida digna, que dejaste un mundo un poco mejor.

Inés, la vida no te va a ser fácil…. algunos ineptos se reirán de tí, otros te dirán que “no eres capaz”, que nunca lo lograrás, habrá muchas cosas que no entenderás, verás injusticias… pero… esté yo o no allí contigo.. sigue tu instinto y sonríe. Confía en tí misma.

Tu me has traído MI felicidad…

Ayúdame a contagiar el síndrome UP…  con esta actitud tocarás el cielo…

Íñigo Alli

“Hola Cristina,

 

Cuando seas mayor y leas este blog entonces entenderás muchas cosas.  Ya ves que lo escribo sobre tu hermana pequeña.  Pero tú, Nacho y mamá sois tan importantes como Inés.

Ella te necesitará. Tendrás que apoyarla para muchas cosas, sin embargo no olvides que es un miembro más de la familia, que requiere su independencia y que estaremos allí para auxiliarla solo cuando lo pida.  El resto del tiempo estaremos siguiéndola de cerca.

Estoy seguro que a lo largo de tu vida tendrás altibajos: habrá momentos en los que rehuirás de ella, incluso en alguno de ellos te avergüence, te preguntarás porqué te ha pasado a tí … y tendrás espacios en los que te sientas plena por tener una hermana especial. Te ruego que no la sobreprotejas .

En cualquier caso, debes hacer tu vida. Nunca rompas tus planes por Inés. Ya sabes lo que papá te ha dicho siempre: es una persona como tú y como yo. Y siempre saldrá adelante. Tendrá un trabajo, tendrá amigos, tal vez pareja, irá al cine, te enfadarás con ella porque se llevará a escondidas tu blusa preferida…

Has sido una excelente hermana mayor. Hija, desde que te tuve por primera vez en mis brazos aquel 30 de noviembre de 2004, me he sentido profundamente orgulloso de tí. Haz que siempre me sienta así.

Perdona si alguna vez papá llegó cansado de trabajar y no te escuchó, si alguna vez pensaste que fui injusto, si robé tu tiempo para dárselo a tus hermanos… siempre que tú quieras estaré contigo.

 

… y ahora, que ya compartes desde tu pequeña consciencia que tu hermana  es especial… Inés es nuestro maravilloso tesoro.

…. Cris, te quiero con toda mi alma”

 

 

Íñigo Alli

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 39 seguidores