Gracias por este año, Inés.

31 diciembre, 2010

Mi último post del año un “tanto especial”…

Definitivamente ha sido un gran año. Han aparecido por mi vida personas tremendamente interesantes, y de todas ellas he aprendido. He ampliado relación con algunos cuantos hasta considerarlos mis amigos y otros se han ido diluyendo porque ya poco me unía a ellos.

He mejorado, he crecido, he volado y me he parado en los momentos que lo necesitaba, me he exigido posiblemente como nunca, y he disfrutado como siempre. He cantado, he reído, he llorado…

Y siempre cuando lo he decidido.

A todos los que me habéis ayudado: GRACIAS.

Si quieres ser infeliz no tienes más que pensar en serlo, te lo aseguro lo serás. Y lo que es peor… contagiarás a tus hijos…. y eso no te lo perdono.

Si quieres intentar ser feliz…. piensa precisamente que lo eres.

Nota: A los que sospechen que mi blog roza la “inocencia” y que todo es “de color de rosa…”

Te escribo desde la habitación 419 del hospital, cama 1. Inés tiene neumonía en un pulmón entero. Tras 2 días con crisis de respiración, de ponerse cianótica, con fiebres altas, sabiendo a posteriori que su corazón ha sufrido… [dichosa ignorancia!]…. Yo no he elegido pasarlo mal estos días, ni pasar la NocheVieja y quien sabe si Reyes en un hospital… no me gusta.

Pero,  mira!, me ha humanizado más, he logrado un nivel de complicidad con mi hija que nadie podrá quitarme…

Ya sé que la vida no es de color de rosa… lo sé, y qué?.

Mi grito de guerra es Síndrome UP, porque encierra cosas que descubro nuevas cada día, cosas que me hacen bien. Yo tengo síndrome UP. No me hables de crisis…

 

Feliz año 2011, porque no depende de nadie más que de tí.

 

 

Íñigo Alli

… Feliz Navidad!!!

18 diciembre, 2010

Esta es mi forma más sincera, personal e íntima para desearte Feliz Navidad y un magnífico año 2011.

…Sí, ya sé que no parece que sea un buen año el que afrontamos. Es así. Pero depende de nosotros cómo lo encaramos.

De todo lo que he aprendido de mi relación con Inés ["mi chinita"] es que ha desarrollado un síndrome que produce un efecto en todos nosotros absolutamente contrario a su condición…

Inés tiene síndrome de “UP”… yo lo aplico a cada instante. Créeme es la antesala a la felicidad.

Olvida la crisis, afronta sin miedos el futuro porque depende de tí.

 

 

Íñigo Alli

Un breve instante…

16 diciembre, 2010

Es definitivo… He dejado de ser Íñigo, “el que trabaja en…”, “el hijo de Rafa y Milagros…”, “el que en sus tiempos mozos tocaba la guitarra…”,

…. soy el papá de Inés… En la zona en que vivimos, los vecinos, el cole de los mayores, en la panadería, en la guardería …

Y me gusta. No creo que a Inés le guste tanto. Estoy seguro que dentro de unos años con lo “bichito” que está siendo llegará a decirme ” oye papá!… ya te vale con escribir sobre mí…”. Ese día prometo contarlo y dejarlo.

Mientras tanto, mi reflexión es que muchas de las personas que hoy conocen a mi chinita no sabían nada sobre la discapacidad. Hoy van sabiendo que delante está mi hija… detrás, muy de lejos viene su limitación.

Todo lo que representa mi hija despierta lo mejor de cada uno de nosotros, airea la naturaleza del ser humano, nos hace buenas personas al menos el breve instante de la mirada a Inés…

Te animo a conocer a mi pequeña, a descubrir a través de ella lo mejor de tí. Tal vez la maldad no sea intínseco del ser humano, solo sea necesario esperar el tiempo suficiente para que surja nuestra cara más amable.

Van pasando los días y desde que comencé a compartir contigo mi aventura me sobra energía. Te doy mi fuerza de corazón si tú en este momento te encuentras mal.

Deberías ver conmigo las miradas de dulzura que encuentro en mi camino cuando voy de la mano de mi chinita. Imagina que la estás viendo porque su efecto alivia.

Si te has asomado a la ventana de mi vida y te has visto reflejado en los ojos de Inés, mi blog ya tiene sentido.

 

 

 

Íñigo Alli

Las casualidades no existen…

11 diciembre, 2010

Es duro.

 

Es tremedamente duro tener que enseñar a Inés a poner las manos cuando se cae, entrenar muchas horas su modo postural al sentarse… el “fenotipo” [la expresión] de la discapacidad comienza realmente ahora. Hasta hace bien poco era un bebé que dormía, comía y sonreía [y qué sonrisa!!!]… ahora es cuando me necesita.

En la soledad ante mi diario [mi blog] me pregunto a veces… qué fue! en qué momento y quién decidió que en el viaje de mi vida iba a acompañarme Inés!…

Es una pregunta que no debo hacer… porque la respuesta que obtengo aquí dentro es porque sí, porque mi vida lo requería, ocurrió porque tenía que ocurrir.

No soy víctima, soy protagonista de cada metro que avanzo en mi camino… y aprendo, me moldeo, crezco, emprendo.

Sé [lo sé] que al final todo encajará.

Sigo mi viaje, sigo mis impulsos y disfruto de cada latido del corazón fuerte de Inés. Y me abrigo con el cariño de quien bien me quiere.

 

Gracias por acompañarme, no sabes qué feliz me haces.

 

 

Íñigo Alli

“Relatividad”…

9 diciembre, 2010

Dicen que ayudar a alguien es el mayor antidepresivo.

Tal vez sea cierto porque desde que se cruzó “mi chinita” en mi vida no he estado más lúcido y consciente de mí.

Ahora que todo es crisis, oscuro, malo. Ahora que el Prozac es el best seller de los medicamentos. Ahora que el mayor motivo de muerte es la ausencia de ganas de vivir. Ahora que el stress y la úlcera son las neoenfermedades…Yo que sé.

Sólo sé que Inés ha nacido en el mejor momento de la historia de la humanidad [cuando más avanza la ciencia para ayudarla, cuando más concienciación y educación social existe, cuando no coincide ninguna guerra global que esté devastando el planeta....] y en uno de los mejores lugares del mundo [sigue siendo, pese a los agoreros, un espacio magnífico para vivir...]

Por eso, relativiza. Piensa realmente por qué te encuentras mal, recuerda el mundo que les tocó vivir a nuestros abuelos, convéncete que estamos de paso… y que lo andado y el resto del camino dependen de lo que tú sólo elijas.

Cada vez que Inés “se aferra” a mi dedo con sus manitas me recuerda qué bello es vivir.

Íñigo Alli

Creo que…

6 diciembre, 2010

En la vida tenemos muy poquitas certezas… una viene a mi cabeza y es que… en algún momento antes o después todos debemos fallecer… mientras tanto, ¿qué te parece si cogemos por la “pechera” al tiempo que nos queda?…

Y como no existen las grandes certezas. Sí podemos creer.

Yo creo que he sido elegido para ser padre de Inés y aunque [ahí va mi confesión... "no soy tan fuerte"] me hubiese gustado otro  futuro [lee este cuento de Emily Pearl Kingsley] … sin embargo, qué diablos! no lo estoy haciendo mal…

Yo creo que lo superficial es pensar qué desgracia “¿Por qué me ha tocado a mí?”… pero que si convives con un ser tan absolutamente puro, único y genuino…. creo que tengo mucha suerte.

Yo creo que hemos llegado a un nivel de egoísmo tal que escribir lo que estoy haciendo es para tildarme de loco…  Bendita locura si es la condición de mi hija.

Creo que ha llegado en el momento tremendamente idóneo… Inés ha venido para salvarme.

Inés es mi “saquito de felicidad”… te animo a que encuentres el tuyo porque  nos va a tocar vivir una vida muy larga… o no [eso es una certeza] pero mientras tanto… sonríe.

 

 

Íñigo Alli

La semana pasada Isabel y yo tuvimos la primera reunión de seguimiento de Inés en la guardería.

La tutoría fue con la directora, la educadora especial y el coordinador en Navarra de niños con apoyo “especial”.

Os lo anticipo, tras escuchar los avances de Inés no pude contener algunas lágrimas de felicidad.. no fue qué me dijeron de ella sino cómo me lo dijeron.

Mi hija se desarrolla con “normalidad”, se relaciona con el resto de los niños, adquiere hábitos, es “pícara”, se defiende… es una niña feliz.

Hoy es un buen día para dar las GRACIAS:

1. A Isabel…

2. A mis padres, los padres de Isa, mi hermano, mis cuñados, mi familia.. porque han aprendido en “tiempo real y sobre la marcha” que tener una familiar con discapacidad no es una desgracia…

2. A mis amigos, mi cuadrilla, compañeros de trabajo, los co-expedicionarios en la aventura de las “redes sociales”… me hacéis sentir bien. David, Mauricio, Javier, Ignacio, Ceci, Iñaki, Mertxe, Pablo, María, Rafa, JoseMari, Elena, JesúsMari, José, Gerardo, Alberto, Álex, Mercedes [máma de 7]… Gracias.

3. A la gente que no conozco y lanza una sonrisa de complicidad a Inés.

4. A las instituciones de apoyo a la discapacidad [Asuntos Sociales y Salud  del Gobierno Navarra, a ANFAS, a la Asoc. SD de Navarra, FEAPS, ...]

Vendrán momentos duros y otros más duros, voy viviendo el presente es todo lo que me apetece hacer: Trabajo más a gusto, disfruto más de un buen café con un amigo o de una charla… es hasta donde puedo llegar.

Soy feliz, inténtalo…no estan difícil.     

Íñigo Alli

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 38 seguidores