Inés, nos miran…

18 agosto, 2010


Es un hecho…

Es un hecho que cada vez nacen menos niños con SD [síndrome de Down], es un hecho que hace muy pocos años las familias intentaban “ocultarlos” por el qué dirán…, es un hecho que ninguno de nosotros hemos sido educados para saber convivir con personas “especiales” [maravillosa especialidad!...]

Hoy quiero hablar de la “experiencia” que siento cuando camino con la silleta de Inés y transito por calles con mucha gente… quiero hablaros de las miradas!.

Ojo!, no culpo a nadie, no enjuicio a nadie, simplemente os cuento mi verdad…

Qué miradas me encuentro cuando paseo con mi chiquitina por la calle, cuántas son, cómo se comporta su movimiento de ojos, qué me producen…    

1. “Miradas que se sorprenden”… observan a Inés y después se dirigen a mí, esperando mi reacción, y vuelven a mirar a los rasgos “achinados” de la peque. Yo les sonrío, les “confirmo ” con mi gesto que no pasa, que es”normal”… Son una mayoría.

2. “Miradas cariñosas”, la miran, le sonríen, le dicen cosas bonitas, me observan y siento que me apoyan. Me fortalecen. Son minoría pero cada vez son más… no son miradas compasivas porque éstas transmiten fuerza.   

3. “Miradas penetrantes”… en su mayoría son niños o jóvenes… se quedan fijamente intentando aclarar si efectivamente “es” o “no es”…

4. …y hay un grupo, absolutamente minoritario, que arquean las cejas y me “dicen” vaya elección de vida has hecho… esos, precisamente esos, son los que más fuerza me dan.

Pese a ser el “tema” sobre el que he reflexionado hoy, os confieso que me importan un bledo las miradas y mucho menos los que pensamientos que van detrás.

A pesar de ser reiterativo, me siento pleno, orgulloso y feliz de Inés. Los que “han elegido” otra cosa en su vida, creo que se han perdido una gran oportunidad….         

Muchas gracias por estar ahí,

Íñigo Alli

About these ads

13 Responses to “Inés, nos miran…”


  1. [...] Es un hecho… Es un hecho que cada vez nacen menos niños con SD [síndrome de Down], es un hecho que hace muy pocos años las familias intentaban "ocultarlos" por el qué dirán…, es un hecho que ninguno de nosotros hemos sido educados para saber convivir con personas "especiales" [maravillosa especialidad!...] Hoy quiero hablar de la "experiencia" que siento cuando camino con la silleta de Inés y transito por calles con mucha gente… quiero habl … Read More [...]

  2. lullamas Says:

    Hay personas que se sienten incómodas y con derecho a discriminar ante cualquier situación fuera de su media establecida, por ejemplo, un rostro poco agraciado o alguien con “talla grande”.

    Ese tipo de personas pierde oportunidades de conocer, ampliar y disfrutar su entorno.

    Un abrazo.

  3. Alex Says:

    Supongo que ,como en la vida misma, las miradas van en función del tipo de personas que hay detrás de las mismas.
    Hay personas curiosas, cariñosas, valientes, cobardes etc… y cada mirada refleja esa característica hacia una cuestión “ajena” a ellos.
    Como tú dices, que no te preocupe ni la mirada ni lo que hay detras sino lo que tu sientes y le haces sentir a ella. Eso es lo verdaderamente importante.


  4. Copio tu última frase : “Los que “han elegido” otra cosa en su vida, creo que se han perdido una gran oportunidad….”
    Y añado: Y puede pesarles toda la vida
    A mi también me dieron a elegir “otra cosa” y la deseché. ACERTÉ Y SOY FELIZ. Seguro que tú tambié. Un fuerte abrazo Iñigo.

  5. @peb770 Says:

    Íñigo, la mejor mirada la tenéis todos los días y a todas horas, desde allí arriba, desde el Cielo, con amor y fuerzas.
    Y desde aquí tendrás la mía, de cariño y orgullo por contar con una persona con principios y valiente.
    Hay mucho cobarde en la vida y así nos va. No hay compromiso ni a nivel de familia por parte de los hijos, ni a nivel de pareja ni a nivel laboral.
    Un abrazo,
    Pachi

  6. Diana Says:

    Mirar es fácil, lo importante es ver, Iñigo. De ahí el que “no haya peor ciego que el que no quiere ver”. Miradas puede haber muchas ¿pero tienen visión?, algo aplicable a todas las vivencias y experiencias del día a día (familia, trabajo, escuela…).
    Un fuerte saludo

  7. LUNA Says:

    Procuro no mirar nunca al cruzarme de cerca,cuando de lejos diviso a alguien con discapacidad, ni a l@s que le acompañan. ¿ Por qué? porque tal vez hiera sin querer, es difícil expresar sólo con los ojos…También te diré, que me quedo con muchas muchas ganas de dar un abrazo tanto al niñ@ como a los papás, y darles las gracias por su coraje, por traer esa vida tan o más importante que cualquiera a este mundo loco. Algo tendrá que hacer aquí cuando viene…Un abrazo!.

  8. Pilar Says:

    Hay, si me permites, otro tipo de miradas que yo he descubierto ahora que mi hijo, tambien con sindrome de down, está a punto de cumplir los 11 años y son las miradas que solo le mirán a él y para mí son las mejores. Esas personas que cuando le miran y le hablan, lo hacen solo a él como persona autónoma e independiente de mí o de su padre, me parecen una señal de igualdad y de respeto hacia mi hijo que esas personas entran a formar parte de mi catalogo de “excelentes”. Un abrazo y a seguir adelante.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 35 seguidores

%d personas les gusta esto: